Sobre la revolución solar para República Dominicana

Árboles solares: opiniones, precios y review

Las primeras cosas que vienen a la mente cuando se trata del caribe son ciertamente el mar encantado, las playas doradas y el clima tropical pero las islas de América Central también tienen un interior por descubrir.

En nuestro caso estamos hablando del interior de la isla Hispaniola, compartida entre los estados de Haití y República Dominicana. En particular, en la zona sureste de la República Dominicana, en la región denominada Monte Plata, el planta fotovoltaica más grande del caribe.

Mucho sol, mucha fotovoltaica

El proyecto Monte Plata Solar vio la inversión de la empresa taiwanesa Soluciones generales de energía (GES) y fue fabricado por la empresa alemana Soventix GmbHque también gestiona su operación y mantenimiento.

La primera fase del parque fotovoltaico, con una capacidad de 33,4 megavatiosse completó en marzo de 2016. Actualmente, GES y Soventix están trabajando en su ampliación, que reunirá alrededor de 270 mil paneles solares con una capacidad total de 60MW nominal y una producción estimada de 102.000 MWh al año.

La electricidad producida por la planta, una vez terminada, debe cumplir con los demanda de unas 50 mil familias evitando también que sean liberados a la atmósfera 48 mil toneladas de CO2: una contribución a la sostenibilidad ambiental que va contra el flagelo cada vez más preocupante cambio climático y que ayude a República Dominicana a alcanzar las metas acordadas en el Acuerdo de París.

Un proyecto de medalla y más

La vigencia del proyecto Monte Plata Solar fue destacado también por los premios obtenidos al final de la primera fase de construcción: en junio de 2017 se adjudicó laPremio Ambiental Atabey por su destacada contribución al desarrollo energético y la sustentabilidad ambiental, y en noviembre de 2018 obtuvo el premio otorgado por la Foro de Energías Renovables del Caribe (CREF) para la categoría Mejor Proyecto Solar a Escala de Servicios Públicos gracias al enfoque innovador, el valor generado para los inversores y los aspectos sociales y medioambientales.

quincy linpresidente de GES dijo que «Monte Plata Solar sirve a la comunidad de República Dominicana no solo a través de la generación de energía limpia y sostenible, sino también a través de la colaboración con colegios y universidades para el fomento de las energías renovables ya través de la creación de empleos calificados y especializados.

De hecho, el proyecto contribuirá al desarrollo general de la región creando mil puestos de trabajo para la fase de construcción y unos 60 en la parte operativa.

Sostenibilidad integral

La República Dominicana tiene como objetivo crear untrabajo totalmente sostenible y “por ello su realización se realizará cumpliendo una serie de condicionantes fijados por el Gobierno como condiciones esenciales”.

De hecho, la empresa taiwanesa tendrá que preocuparse por «restaurar el mismo superficie de vegetación eliminada construir el sistema fotovoltaico y respetar los elementos ambientales originales de una gran zona de la provincia de Monte Plata. Además, la estación de energía solar también deberá incluir un Centro de visitantes sobre energías renovables y las ventajas asociadas a ella».

En definitiva, Monte Plata Solar no es sólo un parque fotovoltaico sino un verdadero proyecto de sostenibilidad, que busca incluir energía verde, beneficios sociales, formación cultural Y respeto por el medio ambiente.

Ver más:  Ventajas y desventajas de la energía solar
Pablo Ruiz