Microrredes, qué son

energía solar en países tropicales

Las microrredes eléctricas han experimentado un fuerte crecimiento en los últimos años, particularmente en Asia y África. Todo apunta a que el movimiento continuará. Permiten un suministro eléctrico descentralizado y localizado. Hay básicamente dos causas detrás del fenómeno:

  • muchas áreas rurales están aisladas y sin infraestructura eléctrica;
  • determinados locales profesionales (hospitales, centros de datos, etc.) necesitan un suministro seguro que las redes nacionales no siempre pueden garantizar.

Se estima que en 2017, 840 millones de personas no tenían acceso a la electricidad, principalmente en África subsahariana y el sur de Asia. En 2010, esta cifra era de 1.200 millones, cuando la población mundial era menor. El reciente desarrollo de las microrredes no es ajeno a estos desarrollos positivos. Según el Banco Mundial, 500 millones de personas podrían acceder a la electricidad a través de redes descentralizadas en 2030.

¿Qué es una microrred?

Literalmente, es una red pequeña. Él distribuye electricidad localmente a varios puntos de consumo desde un producción de energía autónoma. La potencia eléctrica entregada es de unos pocos megavatios como máximo.

Los componentes principales de una microrred son:

  • una instalación de producción de energía, generalmente solar (paneles fotovoltaicos), pero también eólica o hidráulica;
  • un dispositivo de almacenamiento, generalmente alimentado por batería;
  • un sistema informatizado de coordinación de los distintos componentes de la microrred (microrred inteligenteDónde red inteligente), a veces denominado EMS (Sistema de Gestión de Energía).

Estos componentes son muy diferentes. Montar las primeras microrredes supuso acudir a varios proveedores especializados y realizar trabajos de integración, pero cada vez son más las empresas que ofrecen soluciones integradas y replicable.

Ver más:  ¿Qué es una instalación solar híbrida?

Micro y minirredes

Una red autónoma es capaz de operar en modo isla, desconectada de cualquier otra red. En áreas aisladas, no es posible ningún otro modo de operación. Entonces hablamos de mini-red (mini rejilla). los microrredes (microrredes) están conectados a una infraestructura centralizada, pero se pueden desconectar y cambiar a isla. En su mayor parte, las minirredes se utilizan en un entorno doméstico, las microrredes en un entorno profesional.

Generadores diésel y energías renovables

Lass redes electricas autónomas no son nuevas. Tradicionalmente, trabajaban con generadores diésel. Los principales inconvenientes eran el suministro de combustible a zonas aisladas, el ruido y las molestias medioambientales, así como los elevados costes de instalación y mantenimiento.
Las energías renovables son ampliamente utilizadas para las microrredes. La causa principal no es la ecología, sino simplemente su adaptación a este tipo de configuraciones:

  • potencia eléctrica baja o media;
  • bajos costos de instalación, operación y mantenimiento;
  • fuerte insolación en zonas tropicales y ecuatoriales (energía solar);
  • vientos regulares en zonas montañosas o áridas (energía eólica);
  • proximidad a cursos de agua en zonas ecuatoriales húmedas (energía hidroeléctrica).

Ventajas de las Microrredes

  • La implementación de una red eléctrica centralizada es costosa. Estos costos se reducen con microrredes, que promueve su desarrollo y electrificación.
  • La transmisión de electricidad siempre provoca pérdidas, que varían según la distancia y la calidad de los materiales. Por esta razón, se realiza bajo alta tensión a largas distancias, pero esto requiere una transformación eléctrica, que en sí misma consume energía. Con microrredes, las distancias son cortas y el uso de alto voltaje es innecesario.
  • El robo de electricidad o cobre puede ser un problema y conducir a un mayor consumo. Con microrredes, empoderamiento y participación de los usuarios se facilita, porque ellos mismos son víctimas de cualquier sobreoferta, individualmente, dentro de una familia o una comunidad.
  • El almacenamiento en baterías ofrece muchas posibilidades a la escala de una microrred. Con un SGA, permite gestionar armónicamente un producción intermitente y una consumo irregular.
Ver más:  PPA híbrido de Blue Planet, review y opiniones

Círculo de desarrollo virtuoso

Sin el acceso a la energía eléctrica, se obstaculiza cualquier desarrollo económico, social o sanitario. En ausencia de un proceso de electrificación planificado y financiado, el primer paso generalmente se da con un sistema individual que electrifica una vivienda, muchas veces gracias a un SHS (Sistema de energía solar para el hogar). Se pueden utilizar nuevas herramientas, aparecen nuevas posibilidades de comunicación. Las actividades locales evolucionan, se transforman y crean nuevas necesidades energéticas. Las instalaciones individuales se multiplican, agrupan e interconectan, formando una mini-red necesaria para transportar la energía a puntos de consumo cada vez más numerosos. A dinámica virtuosa del desarrollo siempre acompaña electrificación.

Microrredes en África. Electrificación autónoma en Senegal

​El desarrollo de microrredes es un tema clave en África, donde alrededor de la mitad de la población no tenía acceso a la electricidad en 2017. Según un informe de Infinergia de enero de 2020, había 1100 minirredes solares en África y 2100 en Asia en 2019, siendo estas cifras respectivamente 350 y 1100 para 2016. El avance de las microrredes es espectacular en África. Su número se estima en 18.000 para 2025.

Según la agencia Ecofin, la electrificación de las zonas rurales senegalesas pasó del 43% en 2018 al 54% en 2019. Se trata de un avance significativo en un país que desea alcanzar el acceso universal a la energía eléctrica para 2025. Las microrredes tienen mucho que ver con eso. La falta de infraestructura pública es un activo para el desarrollo de microrredes, que representan una solución adecuada, tanto en el caso concreto de Senegal como en África.

Ver más:  Energía solar comunitaria: desarrolladores

¿Solución milagrosa?

El fuerte avance de las microrredes en Senegal y en África corresponde a un evidente progreso para las poblaciones, a un desarrollo que es sin duda irreversible. Sin embargo, las microrredes no están exentas de limitaciones. En los países industrializados, se utilizan solo en algunos lugares aislados, o como garantía contra cortes (hospitales, bases militares). Pero en el contexto senegalés, sin duda representan un paso esencial en el acceso generalizado a la energía.

Pablo Ruiz