8 maneras de aumentar la eficiencia energética de su hogar

¿Cuántos kW consume una casa en un día?

¿Sientes que estás gastando una fortuna en tu factura de electricidad? Lo más probable es que su hogar esté usando mucha más electricidad de la que necesita, pero no se desespere. Hay un montón de maneras fáciles de ahorrar energía y ahorrar dinero mientras lo hace.

Algunas cosas son tan fáciles como cambiar una bombilla, mientras que otras pueden requerir que cambie algunos de sus hábitos diarios. Pero, todo valdrá la pena una vez que los ahorros estén en su billetera.

Hemos compilado ocho consejos fáciles que pueden ayudarlo a aumentar la eficiencia energética de su hogar, conservar energía y hacer que sus facturas de electricidad sean las más bajas que hayan tenido.

Eficiencia energética versus conservación de energía

Hay dos formas de ahorrar energía: la eficiencia energética y la conservación de la energía. Si bien los dos suenan similares, hay una diferencia significativa entre ellos.

Cuando algo es energéticamente eficiente, usará menos energía para completar el mismo trabajo que otra cosa. Por ejemplo, un lavavajillas de bajo consumo usará menos electricidad para lavar los platos que un lavavajillas tradicional. La clave de la eficiencia energética es hacer más con menos.

La conservación de energía es un poco diferente. En lugar de comprar un electrodoméstico nuevo para reducir su consumo de energía, está cambiando activamente sus hábitos para usar menos energía. Piense en cosas como apagar las luces cuando sale de una habitación, tomar duchas más cortas o configurar el aire acondicionado a una temperatura más alta.

Al combinar las actualizaciones de eficiencia energética y los hábitos de conservación de energía, puede ver ahorros de energía significativos.

Actualizaciones energéticamente eficientes que ahorran energía

La creación de un hogar energéticamente eficiente se puede hacer haciendo varias mejoras. Algunas son inversiones más grandes que otras, pero terminan reduciendo su factura de electricidad a largo plazo.

Aquí hay algunas medidas de eficiencia energética a tener en cuenta:

1. Obtenga una auditoría de energía en el hogar

A La auditoría de energía del hogar, o evaluación de energía del hogar, identificará qué mejoras de eficiencia energética debe realizar en su hogar para disminuir su uso de energía.

Durante una auditoría energética, se realizarán varias pruebas e inspecciones para determinar qué mejoras le beneficiarán más. Una vez que se completa la auditoría, puede decidir qué mejoras desea realizar en su hogar, ya sea reparar fugas de aire de puertas y ventanas o ajustar su sistema de calefacción y refrigeración.

Contratar a un auditor de energía profesional normalmente cuesta entre $100 y $500, dependiendo del tamaño de su hogar. Pero también puede completar una evaluación de energía del hogar usted mismo y ahorrar en los costos de inspección. Tenemos una práctica lista de verificación de auditoría de energía de bricolaje para guiarlo.

Ver más:  ¿Es una buena idea un PPA solar?

Solo tenga en cuenta que los profesionales podrán realizar pruebas sofisticadas y encontrar más margen de mejora, lo que podría ahorrarle más dinero en sus facturas de electricidad a largo plazo.

2. Reemplace sus bombillas

Instalar iluminación de bajo consumo es una de las cosas más fáciles que puede hacer para aumentar la eficiencia energética de su hogar.

Las bombillas de bajo consumo, específicamente las bombillas LED, usan un 75 % menos de energía que las bombillas incandescentes porque no liberan tanto calor. Al eliminar la pérdida de calor, los LED pueden usar mucha menos energía.

¡Una bombilla incandescente usa 15 veces más energía que una bombilla LED!

Parece una actualización minúscula, pero cambiar a iluminación de bajo consumo puede ahorrar una gran cantidad de energía. La casa típica tiene unas 40 bombillas. ¡Tener todas las luces encendidas durante una hora costaría $6 con bombillas incandescentes, pero podría costar solo $1.50 con LED!

Sin mencionar que las luces LED duran 25 veces más que las bombillas incandescentes, por lo que también ahorra dinero al reducir la cantidad de bombillas que debe reemplazar.

3. Actualizar a electrodomésticos de bajo consumo

Cambiar de electrodomésticos tradicionales a otros de bajo consumo es otra excelente manera de reducir el consumo de energía. Electrodomésticos que ahorran energía están diseñados para usar menos electricidad para hacer el trabajo.

Energy Star es una empresa de terceros que certifica que los electrodomésticos y la electrónica cumplen con los requisitos de eficiencia energética de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) sin sacrificar el rendimiento.

Encontrar electrodomésticos de bajo consumo es fácil: solo busque la etiqueta Energy Star cuando vaya de compras. La mayoría de las principales marcas de electrodomésticos ofrecen modelos de bajo consumo, por lo que puede apegarse a las marcas en las que confía. Los productos con certificación Energy Star tienden a tener un precio más alto, pero ahorrará más en su factura de electricidad.

4. Usa regletas inteligentes

Si tienes miedo a los fantasmas, entonces deberías estarlo aterrorizado de cargas fantasma. Una carga fantasma es un dispositivo electrónico que se apaga mientras está enchufado pero aún consume electricidad del tomacorriente. Las cargas fantasma pueden terminar sumando $200 a su factura de servicios públicos cada año!

Las regletas de enchufes inteligentes le ahorran dinero al evitar que la energía vaya a los dispositivos que no la necesitan, como su computadora, pero mantienen el flujo de energía a los dispositivos que necesita permanecer encendidos, como su WiFi.

Cosas como televisores, impresoras, computadoras y cargadores de dispositivos consumen energía incluso cuando no están en uso. Pero, ¿realmente quieres desconectar tu televisor cada vez que no lo estás viendo?

Las regletas de enchufes inteligentes reducen el uso de energía de su hogar al apagar los dispositivos electrónicos que entran en «modo de espera» mientras siguen alimentando otros dispositivos que deben permanecer encendidos todo el tiempo, como su enrutador WiFi.

Ver más:  Cómo elegir la ubicación adecuada para instalar tus paneles solares en tu hogar

5. Pon a punto tu sistema HVAC

Calentar y enfriar su hogar es una gran fuente de electricidad desperdiciada. De hecho, la calefacción y la refrigeración son las dos categorías más importantes de uso de energía en los hogares. Debido a esto, es importante mantenerse al día con el mantenimiento regular de su sistema de calefacción y refrigeración.

A medida que su sistema envejece, partes de su sistema HVAC pueden aflojarse o romperse. Al hacer que un profesional revise su sistema HVAC una vez al año, puede detectar estos problemas antes de que comiencen a desperdiciar su energía y su dinero.

6. Obtenga un termostato inteligente o programable

Una vez que haya revisado su sistema HVAC, puede reducir aún más sus costos de calefacción y refrigeración con termostatos inteligentes y programables. Con estos termostatos, puede programar qué temperatura desea que esté en función de su horario diario. El termostato puede ajustar automáticamente la temperatura mientras usted está fuera para que no sobrecaliente o enfríe demasiado la casa mientras no haya nadie allí.

Los termostatos inteligentes pueden ayudarlo a reducir lo que más le cuesta en su factura de electricidad: calefacción y aire acondicionado. Fuente de la imagen: HVAC.com

Algunos termostatos inteligentes van un paso más allá y pueden detectar cuándo estás en casa, o incluso en qué habitación te encuentras, según los sensores de movimiento y la ubicación de tu teléfono, y pueden hacer ajustes a la temperatura a lo largo del día.

7. Instala ventanas energéticamente eficientes

Instalando ventanas energéticamente eficientes es otra excelente manera de maximizar sus ahorros de energía.

Las ventanas energéticamente eficientes suelen tener múltiples paneles de vidrio que están separados por rellenos de gas. El gas entre los paneles de vidrio suele ser argón o criptón, lo que ayuda a proporcionar un aislamiento adicional a las ventanas. También suelen tener marcos de madera de alta calidad que reducen la transferencia de calor.

Pero las ventanas energéticamente eficientes pueden ser bastante costosas. Por lo tanto, si aún no necesita reemplazar sus ventanas, podría tener más sentido que las selle con masilla o burletes para evitar fugas de aire. El sellado de aire de sus ventanas es un proyecto de bricolaje fácil que puede disminuir el uso de energía de su hogar.

8. Aísla tu casa

Un aislamiento deficiente puede ser otra razón por la cual calentar y enfriar su hogar puede costarle tanto dinero. Si su hogar no está debidamente aislado, necesita usar mucha energía adicional para obtener la temperatura que desea. ¡Una casa bien aislada es una casa energéticamente eficiente!

Asegúrese de que las paredes o los pisos entre su casa y un espacio sin calefacción, como la pared entre su casa y un garaje adjunto, estén aislados. También debe verificar si hay corrientes de aire provenientes de sus puertas y ventanas que se puedan calafatear para reducir el flujo de aire no deseado.

En esta casa, sería beneficioso agregar aislamiento entre el ático y el piso superior, ya que el ático es un espacio sin calefacción.

Esto tiende a ser una actualización más costosa, por una suma de alrededor de $ 1,000. Sin embargo, la EPA estima que los propietarios de viviendas podrían ahorrar un 15 % en los costos de calefacción y refrigeración simplemente agregando aislamiento de fibra de vidrio a sus hogares.

Ver más:  Ventajas y desventajas de la energía solar

Ahorre dinero en actualizaciones de eficiencia energética con incentivos. Existen muchos incentivos para ayudar a los propietarios de viviendas a reducir el costo de las mejoras de eficiencia energética en el hogar. La Ley de Reducción de la Inflación de 2022 en realidad restableció el crédito fiscal para mejoras de eficiencia energética en el hogar que había vencido anteriormente y que puede cubrir el 30 % de las mejoras calificadas de eficiencia energética, ¡hasta $1,200 al año! ¡También hay reembolsos de eficiencia energética ofrecidos por los gobiernos estatales y locales, así como por las empresas de servicios públicos en todo el país!

Formas sencillas de ahorrar energía

Como dijimos anteriormente, conservar energía se trata más de cambiar sus hábitos diarios que de gastar dinero para actualizar sus electrodomésticos y dispositivos. Aquí hay algunos consejos simples que puede seguir para ahorrar energía:

    • Apaga las luces y los aparatos electrónicos cuando no los estés usando
    • Usa luz natural cuando sea posible
    • Deshazte del agua caliente cuando laves la ropa y asegúrate de lavar solo cargas completas de ropa.
    • Seca la ropa al aire siempre que puedas
    • Abra las ventanas para que una brisa natural refresque su hogar en lugar de encender el aire acondicionado
    • Use persianas, persianas y cortinas para bloquear la luz solar y mantener bajas las temperaturas.
    • Tome duchas más cortas y frías

¡Estos son solo algunos de los cambios fáciles que puede hacer en su vida diaria que ahorrarán energía en su hogar!

Ir a la energía solar es la mejor manera de ahorrar dinero en las facturas de energía

Todos los consejos que mencionamos le ayudarán a reducir sus facturas de energía, pero hay otra forma de reducir sus costos de electricidad. La instalación de paneles solares tiene el potencial no solo de reducir sus facturas de servicios públicos, ¡sino de eliminarlas por completo!

Los paneles solares generan electricidad para que la use su hogar, por lo que evita tener que usarla de su compañía eléctrica. Al hacer esto, reduce sustancialmente sus costos de energía. Y si su empresa de servicios públicos compra exceso de energía solar, sus paneles solares pueden ahorrarle dinero cuando el sol no brilla.

Si realiza mejoras de eficiencia energética en su hogar, practica la conservación de energía e instala paneles solares, podrá ahorrar mucha energía y mucho dinero. Sin mencionar que alimentar su hogar con eficiencia energética con energía limpia y renovable significa que también está salvando el planeta.

La mejor manera de descubrir que la energía solar es una inversión que vale la pena para usted es con nuestra calculadora solar de última generación. Le brindamos información sobre cuánto puede ahorrar en energía, para qué incentivos solares puede calificar y cuántos paneles solares necesitará para eliminar sus facturas de energía.

Pablo Ruiz